HUERTA  ORGÁNICA  Y  SALUD 

 

Está muy relacionado el concepto de producto orgánico con la salud. Pues, nuestro organismo puede tener diversos y severos trastornos por consumir frutas y verduras provenientes de la agricultura convencional, es decir, la que usa pesticidas y fertilizantes de síntesis. 

Nuestro esfuerzo se orienta a la realización de la HUERTA, con las bases fundamentales de la agricultura orgánica o natural, aquélla en la cual los cultivos se realizan sin el uso de productos agroquímicos – compuestos químicos de síntesis para el control de plagas, enfermedades y malezas – ni de especies transgénicas.

Les ofrecemos los conocimientos básicos, al alcance de todos, para desarrollar una huerta -familiar, escolar, comunitaria- que permita obtener productos sanos y además ayude económica, física y espiritualmente a sus participantes. Los datos técnicos que consignamos provienen, en su mayoría, de nuestras experiencias en San Luis (Argentina) y de información obtenida en bibliografía específica actualizada. 

Dedicamos capítulo al cultivo de especies de hortalizas en particular, brindando datos concretos sobre cómo realizar la siembra, requerimientos de clima y suelo, cuidados del cultivo, cosecha, obtención de semillas para futuras siembras y las propiedades terapéuticas, destacando aquéllas que poseen mayores cantidades de algunas vitaminas y sales minerales esenciales para el organismo            

Otro capítulo enseña el cultivo de algunas especies de aromáticas y medicinales, para complementar la parte culinaria y terapéutica y porque, además, estas especies son un arma muy valiosa para repeler insectos que pretenden  invadir nuestro cultivo de hortalizas. También indicamos algunos productos de preparación casera, que no afectan al medio ambiente ni a la salud, para controlar el ataque de insectos y hongos en los cultivos. 

Por otra parte, como siempre queremos que reine la diversidad en la huerta, es decir, el cultivo de distintas especies y variedades – la policultura, práctica habitual entre los nativos americanos- brindamos información técnica, obtenida también de nuestras experiencias realizadas en San Luis, para la propagación sexual y asexual de especies nativas como algarrobo, caldén, acacia, brea, carqueja, poleo, tomillo, etc. Entonces, también podemos cultivar plantas nativas! Y así protegemos nuestros recursos naturales.  

Ah! Cuando ha llegado el momento de la cosecha de frutos de nuestra huerta, los invitamos a conservar algunos de ellos. Al realizarlo en forma casera, se debe tener muy en cuenta la acidez del medio (pH). Por ejemplo: tomate, durazno, pera, ciruela, son frutos que presentan una acidez tal que su pH es menor a 4,5. Entonces, no hay inconveniente en conservarlos empleando el Método Appert. Para ello, les indicamos una guía de elaboración de productos caseros, factible de realizar en el hogar.

 

Encuesta

¿Ya tenes una Huerta en tu casa?

Si (42)
45%

No (51)
55%

Votos totales: 93